– el

1135. (Del lat. ille.) art. determinado. m. sing.

– él, ella, ellos, ellas

h. 1145. (Del lat. ille, illa, illos, illas) pron. pers. de 3ª pers. m. y f. sing. y pl. Sin preposición, es sujeto. Con ella se usa en los casos oblicuos.// Él viene, viene siempre. En la oscura angustiosa lluviosa de las noches de julio,sobre el carro atronador de las nubes. Él viene, viene siempre. De pena en pena mía, son sus pasos los que oprimen mi corazón, y el dorado roce de sus pies es lo que hace brillar mi alegría, porque Él viene, viene, viene siempre.” (Rabindranath Tagore)
“Era Ella y nadie lo sabia./ Pero cuando pasaba/ los árboles se arrodillaban./ Anidaba en sus ojos / el Ave María./ y en su cabellera/ se trenzaban las letanías./ Era Ella. Era Ella./ Me desmayé en sus manos/ como una hoja muerta,/ sus manos ojivales/ que daban de comer a las estrellas./ Por el aire volaban / romanzas sin sentido./ y en su almohada de pasos/ me quedé dormido.” (Gerardo Diego)

-ina

suf. de sustantivos femeninos que indican acción súbita y violenta; cachetina; degollina, escabechina; pero también nombres de árboles o plantas: glicina, ambarina: de frutos. acebuchina, agracejina./ Cant. A la cría de la yegua, en lugar de potrina, solo se pronuncia “ina”.